Cortar la luz y el agua al inquilino en «situación de vulnerabilidad» que no paga el alquiler ¿es delito?.

Situación insostenible y límite para los propietarios de viviendas alquiladas.

No es la primera vez que llega un cliente a nuestro despacho, totalmente desesperado e impotente, al ver cómo su inquilino se ríe literalmente en su cara, amparado por el nuevo Real Decreto-ley 16/2021, de 3 de agosto dictado por nuestro Gobierno. Hay situaciones entendibles y razonables, bajo auténticos estados de necesidad. Y no, ni todos los arrendadores son tan malos, ni todos los arrendatarios son tan incumplidores. Pero me da a mí, por lo menos es lo que intuyo y empiezo a ver de manera mas frecuente, que mucha gente va a «subirse al carro» de la desgracia y van a replicar lo que ocurrió con la crisis financiera de 2008-2009. Es decir, que bajo la excusa del Covid-19 la gente siempre busca una excusa para no pagar.

Nuestro caso en particular, se trata de un cliente (extranjero), al que su inquilino únicamente abonó dos cuotas de alquiler. En el contrato de arrendamiento se plasmó como obligación principal para el arrendatario que se pusiera los servicios de agua y luz a su nombre lo antes posible comprometiéndose a abonar todos los recibos que se devengasen de luz y agua, desde la firma del contrato. Nada de esto hizo.

Pues bien, a penas transcurridos dos meses del contrato y antes de la pandemia, el inquilino empieza a NO pagar la luz (RECIBOS DE HASTA 280 €), ni el agua ni las rentas del alquiler (650 €/mes) . La explicación es la de muchos: perdí mi trabajo por el Covid-19. En ese momento el Gobierno no había dictado aún ningún Decreto de suspensión de lanzamientos, eso vino después.

El cliente nos trae el contrato al despacho, recopilamos toda la información, y procedemos a interponer demanda de desahucio ipso facto. El procedimiento por causas ajenas a nuestro despacho -algunos juzgados de Alicante tienen mucha carga de trabajo- se ralentiza, y lo que tiene que ser un procedimiento rápido se demora mas de un año.

Finalmente, y para resumir, mientras se tramita el procedimiento, el Gobierno dicta la primera prorroga (la última se supone expira el próximo 31 de octubre de 2021), y el inquilino deudor para dilatar mas el procedimiento solicita abogado del turno de oficio, esto era previsible, pero que perjudica al arrendador demandante porque suspende el curso del procedimiento mientras se tramita la concesión de Abogado y Procurador. Se señala una primera vista con lanzamiento, pero se suspende porque el inquilino solicita ampararse en el Real Decreto-ley 16/2021, de 3 de agosto y ser víctima vulnerable, quedando a la espera del informe de vulnerabilidad emitido por el correspondiente Ayuntamiento. Y a la segunda va la vencida, conseguimos que se celebre el juicio, se dicta una sentencia declarando resuelto el contrato de arrendamiento, mas la condena de todas las rentas devengadas, mas los recibos de suministro de luz y agua y costas.

Pero desgraciadamente esto no acaba aquí. Al estar vigente las medidas del Real Decreto-ley 16/2021, de 3 de agosto hasta el 31 de octubre de 2021 quedan suspendidos todos los procedimientos de desahucio y lanzamientos cuando el inquilino demandado entra dentro de los supuestos que el Real Decreto-ley 16/2021, de 3 de agosto establece. A partir de ahí, y si no se prorroga mas, conseguiremos el lanzamiento inminente, pero mientras tanto el arrendador tiene que seguir abonando los recibos de agua y luz, que es lo que abre el debate que sigue a continuación.

El queda redactado como sigue:
«Artículo 1. Suspensión del procedimiento de desahucio y de los lanzamientos para hogares vulnerables sin alternativa habitacional.

  1. Desde la entrada en vigor del presente real decreto-ley y hasta el 31 de octubre de 2021, en todos los juicios verbales que versen sobre reclamaciones de renta o cantidades debidas por el arrendatario, o la expiración del plazo de duración de contratos suscritos conforme a la Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos

La pregunta del millón: ¿Puedo cortar la luz y el agua al inquilino que no paga?

La respuesta como Abogado es NO. ¿Pero qué pasa si tú como propietario no puedes abonar los recibos porque también resultas vulnerable?.

Hay que distinguir entre el tipo de acción: una cosa es llamar a la compañía de suministro eléctrico y de agua y dar «orden expresa» de corte, y otra muy distinta es dejar de pagar los recibos porque no se puede, falta de capacidad económica.

Nuestro Código Penal responde de manera distinta a esas dos acciones, en una existe dolo o intencionalidad y en la segunda no.

Podemos asistir a varios escenarios:

Caso 1.-) Inquilino con contrato de alquiler «vigente» que no paga agua ni luz, pero SI las rentas de alquiler.

En este caso, ante un corte de agua y luz intencionado, lo normal es que el inquilino nos denuncie y nos juguemos ser condenados por un delito leve de coacciones. Existen varias sentencias condenando al propietario arrendador por esto, así que ojo.

Las penas son las siguientes:

A partir de la reforma del Código Penal (en vigor desde el 1.07.2015) que ha suprimido las faltas, se consideran «delito leve de coacciones» (artículo 172.3 Código Penal), estableciéndose la pena de multa de uno a tres meses.

Cuando los hechos tienen mayor relevancia, por la conducta reiterada o porque entran en juego otros factores como hijos menores, perjuicios importantes en el negocio, etcétera, podríamos estar frente a un delito de coacciones del artículo 172.1 Código Penal, que lleva aparejada la petición de pena de prisión, y penas de 6 meses a 3 años. Pero en nuestro caso, dudo mucho que vaya por delito.

En caso de ser NO intencionado el corte, porque sencillamente no tengamos capacidad económica para pagar, la mayoría, por no decir todas las sentencias que he visto son absolutorias, si llegan a juicio, ya que la mayoría acaban en archivo.

Caso 2.-) Inquilino con Contrato de alquiler no vigente, es decir, ya demandado y contrato de alquiler resuelto por Sentencia, y que no paga ni Luz, ni Agua ni Rentas.

Este es el caso que causa mas desesperación, pero como Abogado sigo recomendando seguir la vía legal y procesal, y ahora te explicará por qué. Lógicamente si cortas la luz y el agua te juegas una denuncia por parte del inquilino, ya que al verse sin suministro es la reacción más típica y práctica para él, además todo el mundo se lo recomendará. Pero en estos casos, en los que el contrato se encuentra ya resuelto y con Sentencia, las posibilidades de que acabes condenado son prácticamente nulas.

Pero ocurre otra cosa y lo mas divertido del asunto, el Corte de Luz y Agua no será a veces la solución ideal, ¿Por qué? pues muy sencillo, porque el RD prohíbe a las compañías el corte de luz y agua:

Uno. El apartado 1 del artículo 4 queda redactado como sigue:


«1. Hasta el 31 de octubre de 2021 inclusive, no podrá suspenderse el suministro de energía eléctrica, gas natural y agua a aquellos consumidores en los que concurra la condición de consumidor vulnerable, vulnerable severo o en riesgo
de exclusión social
definidas en los artículos 3 y 4 del Real Decreto 897/2017, de 6 de octubre, por el que se regula la figura del consumidor vulnerable, el bono social y otras medidas de protección para los consumidores domésticos

El inquilino moroso sólo tiene que presentar su informe de vulnerabilidad y la compañía reestablecerá el servicio de luz y agua, paguemos o no los recibos, pero que al estar a nuestro nombre, tendremos que abonarlos. ¿Es injusto? pues si, habrá excepciones, también, pero cuando los poderes públicos intervienen tanto, la gente se acomoda y se relaja.

También es cierto que existen ayudas para los arrendadores, pero ya veremos el recorrido de estas ayudas a dónde llega y quién las percibe finalmente.

Existen casos en los que el Corte de Agua y Luz espanta al inquilino moroso, pero volvemos a tener otro problema. ¿Has pensado que NO PUEDES entrar en una vivienda, aunque sea la tuya propia?, NI PUEDES CAMBIAR la cerradura porque estarías incurriendo en otro delito de coacciones o en el peor de los casos allanamiento de morada?

Tengo ya sentencia de desahucio, ¿Cuándo podré lanzar a mi inquilino?

Si no hay nuevas prorrogas ni medidas el Real decreto mantiene todas las medidas de suspensión hasta el 31 de octubre de 2021, y reactivará los procedimientos en el estado en que se encuentren.

He sido denunciado por mi inquilino por Cortar la Luz y Agua

Si estás este caso, no te preocupes, contacta con este despacho y te daremos las pautas a seguir, ya que puede ser que no te haga falta ni abogado.

Llámame sin compromiso!

Bufete Padilla penalistas
Artículo escrito por Alberto Padilla Franco

Contacto e-mail a info@inocencia.es

Deja un comentario