Suspender ingreso en prisión

Suspender la entrada en prisión

Evita el ingreso en prisión

Muchos de nuestros clientes acuden a nuestro despacho con la carta de ingreso voluntario en Centro Penitenciario en un plazo de 10 días, comunicada por su anterior dirección Letrada, sin previo aviso y sin anestesia. Muchos no sabían ni que los habían condenado.

La pregunta que siempre nos hacen es sí deben ingresar en prisión en el plazo concedido de 10 días. La respuesta muchas veces es NO, ya que existen muchos recursos o mecanismos jurídicos que nos proporcional la Ley de Enjuiciamiento Criminal para intentar suspender la entrada inminente. A veces el cliente únicamente nos pide tratar de alargar el ingreso 6 meses o un 1 año para poder organizar su vida y familia.

Otras veces el ingreso en prisión deriva por no haber satisfecho la responsabilidad civil o la multa impuesta por condena, algunas veces por desidia de su abogado al no comunicar o avisar al cliente de los riesgos, otras por abandono del propio cliente en la creencia de que una vez tiene suspendida la pena ya no entrará en prisión.

Sin embargo, nada tiene que ver que tengas la pena suspendida para que se te revoque la misma, si no abonas la responsabilidad civil o multa aplazada en la condena impuesta por sentencia.

Cuál es la Pena mínima para ingresar en prisión.

Otra de las leyendas urbanas y en las que existe mucha confusión, es que si la pena NO es superior a 2 años no entras en prisión, y esa afirmación no es cierta.

El Art. 80.2 del Código Penal dice:

2. Serán condiciones necesarias para dejar en suspenso la ejecución de la pena, las siguientes:

1.ª Que el condenado haya delinquido por primera vez. A tal efecto no se tendrán en cuenta las anteriores condenas por delitos imprudentes o por delitos leves, ni los antecedentes penales que hayan sido cancelados, o debieran serlo con arreglo a lo dispuesto en el artículo 136. Tampoco se tendrán en cuenta los antecedentes penales correspondientes a delitos que, por su naturaleza o circunstancias, carezcan de relevancia para valorar la probabilidad de comisión de delitos futuros.

2.ª Que la pena o la suma de las impuestas no sea superior a dos años, sin incluir en tal cómputo la derivada del impago de la multa.

3.ª Que se hayan satisfecho las responsabilidades civiles que se hubieren originado y se haya hecho efectivo el decomiso acordado en sentencia conforme al artículo 127.

Es cierto que si la pena es inferior a 2 años (hay excepciones aún superando los 2 años) el Código Penal dice que la pena podrá suspenderse, pero esa es sólo 1 de las 3 condiciones que deben darse o cumplirse.

Las otras dos condiciones para no ingresar en prisión es que el reo haya satisfecho la responsabilidad civil (no siempre existe responsabilidad civil) y que no exista reincidencia por delitos de la misma naturaleza.

Es decir, que si te condenan a 2 años de prisión, NO tienes antecedentes penales por ese delito por el que se te ha juzgado y condenado, y has satisfecho la Responsabilidad Civil, lo normal es que la pena se suspenda ipso facto por el Juzgador.

Existe la posibilidad, nosotros lo hemos conseguido en muchas ocasiones, que si la responsabilidad civil es muy grande (fuera de nuestro alcance o posibilidades económicas) y no puedes abonarla íntegramente, pactar con el Fiscal una reparación del daño parcial supeditada a que el Ministerio Fiscal NO se oponga a la suspensión de la pena.

¿Se puede suspender una entrada en prisión, una vez me ha sido revocada la suspensión de la pena?

La respuesta es un SI (hay UN HILO de esperanza), y dependerá si la revocación se debe a un quebrantamiento de la pena, una reincidencia en periodo de suspensión o por ejemplo no haber abonado la responsabilidad civil en el plazo comprometido en ejecución de sentencia (Ejecutoria).

En el primero de los casos (Quebrantamiento o reincidencia) es posible «suspender» el ingreso en prisión voluntario, articulando los recursos correspondientes frente a la revocación del beneficio de la suspensión (Recurso de reforma, apelación y/o revisión), pero si te han desestimado los recursos y se ordena el ingreso voluntario, aún quedaría abierta otra posibilidad de suspender. Y si no es posible suspender (ya que depende de muchos factores), alargar el dramático ingreso en prisión de manera voluntaria de una manera TOTALMENTE LEGAL.

En el segundo de los casos (no abonar la responsabilidad civil o multa) será mas fácil que el primer caso.

Estas soluciones (no podemos desvelarlas aquí) únicamente la ofrecemos a nuestros clientes, toda vez que es el fruto del ejercicio de mas de 35 años de años dedicados al Derecho Penal.

Si tienes alguna duda, ponte en contacto con nosotros, LA CONSULTA ES TOTALMENTE GRATUITA.

Contacta por Whatsapp o por teléfono en el +34678413647
Inocencia.es/Abogados Penalistas

Info@inocencia.es

Salir cuanto antes de prisión

Derecho Penitenciario. Salir cuanto antes de Prisión: tipos de permisos y requisitos.

Tener un familiar entre rejas por un delito no muy grave (pena inferior a 5 años) es una situación angustiosa, y la mayoría de las veces la cárcel no cumple con su misión principal: la reinserción social del reo.

Cuando visito a clientes a prisión, los mismos me cuentan que tienen compañeros de celda que su abogado no los ha visitado una sola vez desde que ingresaron para cumplir su pena -o se encuentran en prisión provisional-, dejándolos a su suerte y en un completo olvido y abandono, algo que, los familiares también desconocen al pensar que su familiar tiene que cumplir la pena íntegra, cuando en realidad no siempre es así. Es posible que nuestro familiar o amigo, que se encuentra en prisión pueda salir mucho antes de lo que imaginemos. Para ello deben cumplirse una serie de requisitos y eso si, el comportamiento del reo tiene que ser ejemplar. Voy a pasar a explicar los tipos de permisos o régimenes que existen actualmente en nuestro Derecho Penitenciario, y luego analizaré cuales son aquéllos reos que mas posibilidades tienen de abandonar prisión antes de cumplir la pena. Lo que resulta claro es que, si el Abogado del penado no hace nada, el penado cumplirá la pena en su integridad en la mayoría de los casos.

Tipos de régimen:

El régimen más restrictivo es el primer grado (régimen cerrado),
El régimen ordinario es el de segundo grado
El régimen abierto es el tercer grado, y tiene diversas modalidades.
El último grado es la libertad condicional.

En este artículo me centraré en el tercer grado, por ser el régimen mas interesante desde el punto de vista de la libertad del penado.

 La clasificación en tercer grado determina la aplicación del régimen abierto en cualquiera de sus modalidades: Secciones abiertas, Centros de Inserción social (art. 163 RP), Unidades Dependientes (art. 165 RP), Unidades de Madres (art. 178. RP) y Unidades extrapenitenciarias privadas o públicas para la atención a drogodependientes (art. 182 RP).

Una vez alcanzado el 3º Grado, tu vida penitenciaria cambia. En primer lugar pasaras al Centro de Cumplimiento o CIS (Centro de Inserción Social o de Régimen Abierto). Aquí pasaras por varias fases:

1.-) Durante la primera semana, permanecerás por las mañanas en el Centro de inserción. Por las mañanas, te entrevistará el Psicólogo/a, el Educador/a, el/la Asistente Social y el Médico. Y entre los requisitos más importantes que has de solventar, es el del Contrato de Trabajo o Estudios medios superiores, Analítica de sangre correcta, y tener una vivienda donde vivir, ya sea tu propia vivienda (que acreditarás, con copia de escritura de compraventa, certificado de empadronamiento, etc..) o declaración jurada de tu cónyuge o algún familiar. Sin contrato de trabajo casi seguro que no hay libertad, te lo cuento por experiencia en otros clientes que he tenido, por eso es muy importante que algún conocido que tenga su propia empresa o cualquier negocio, te haga un contrato de trabajo, aunque sea de manera temporal. Ya que si no aportas este requerimiento, no podrás salir durante el día a la calle.

2.-) Una vez reunidos los requisitos anteriores (Contrato de trabajo, Analíticas correctas y vivienda) y con el visto bueno de la Junta de Tratamiento y el Juez de Vigilancia Penitenciaria, podrás disfrutar de la calle, con un horario restringido, pero en plena libertad. Podrás elegir estar fuera entre semana trabajando ya sea en horario nocturno o diurno. Si encima estudias, aún disfrutarás de un horario mas amplio.

3.-) Si no cumples los anteriores requisitos tendrás que cumplir, hasta que lleves los 2/3 de condena en el Centro de Inserción, podrás pedir o solicitar permisos, e incluso fines de semana, pero siempre con el visto bueno de la Junta.

Libertad Condicional o Cuarto Grado.-

A partir de los 2/3 de Condena hay que ir a a por la Libertad Condicional. Se trata de la última fase de cumplimiento de la condena, el equivalente a lo que sería el 4º Grado. Se concederá y mantendrá siempre y cuando se observen las condiciones impuestas por el J.V.P. (Juez de Vigilancia Penitenciaria) y no se delinca durante este periodo. El J.V.P. te lo concederá sobre la base de un informe positivo del Ministerio Fiscal, de I.I.P.P (Instituciones Penitenciarias) y un informe vinculante de la Junta de Tratamiento del Centro.

Contacta con nosotros
Si tienes cualquier duda, escríbenos o ponte contacto con nosotros. CONSULTA GRATUITA. SERVICIO 24 HORAS


LLAMADA URGENTE


URGENCIAS AQUÍ 24 HORAS